Enterradas en la arena

Hay buenas mañanas en las que antes de que amanezca ya estamos en el agua. Puerto de València desde la playa de Pinedo.

Las últimas mantelinas del mediterráneo
las tenemos al lado de casa

No todos los días podemos bucear, pero hay veces que nos pueden las ganas y nos escapamos a la playa más cercana de buena mañana, antes de entrar a trabajar. La semana pasada nos quitamos el ansia de mar en la playa de Pinedo, la primera playa al sur de València.

A pesar de ser una playa claramente urbanita, con la presencia imponente de la parte más industrial del puerto, con sus grúas como grandes pájaros posados en el horizonte, nos encontramos en el principio del área marina del Parc Natural de l’Albufera, lo que significa que siempre puede darse la causalidad de que nos encontremos con más de una sorpresa.

 

Uno de los proyectos con los que trabaja LAMNA es el seguimiento de las poblaciones de raya mariposa o mantelina (Gymnura altavela) en aguas de la Comunitat Valenciana. Llevamos un tiempo recogiendo testimonios de capturas de este especie, tanto por pescadores profesionales como recreativos, en las playas del norte y sur de València ciudad.

No es un dato menor, ya que se trata de una especie con múltiples títulos: catalogada como En Peligro Crítico de Extinción en el Mediterráneo por la IUCN, protegida por la Convención de Barcelona, incluida en las recomendaciones de protección de la ‘General Fisheries Commission for the Mediterranean’ (GFCM/42/2018/2) y parte del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial del gobierno de España, entre otros.

 

Se calcula que el 80% de sus poblaciones en el mediterráneo han desaparecido en los últimos 30 años, por lo que encontrarlas tan cerca de casa es una alegría y al mismo tiempo una alerta de que tenemos que ponernos en marcha para protegerlas. Muchas personas no saben que esta especie se encuentra en nuestras playas y tampoco que se trata de una especie protegida, por lo que es ilegal su captura y todos los ejemplares deben devolverse al agua.

Con una respiración podemos cambiar la imagen de las grúas del puerto por la de un juvenil de mantelina (Gymnura altavela). Vídeo grabado en la cara sur del puerto de València (Playa de Pinedo).

Los grandes fondos arenosos pueden guardar secretos como este remanso de alga verde, Caulerpa sp. Playa de Pinedo (València).

La mantelina (Gymnura altavela) usa su cuerpo aplanado para camuflarse bajo una fina capa de arena. Ejemplar juvenil fotografiado en la playa de Pinedo (València).

 

La mantelina en ocasiones se encuentra muy cerca de la playa, como el ejemplar que podéis ver en el vídeo, que estaba enterrado en la arena a unos 100 metros de la costa y unos tres metros de profundidad. Suelen pasar el día enterradas en la arena y ser mucho más activas por la noche. Las hembras pueden llegar a medir dos metros de envergadura.

Sin duda son animales espectaculares que debemos cuidar. Si te has encontrado con una mantelina u otra especie de elasmobranquio (tiburón o raya), y quieres colaborar con nuestro trabajo, puedes compartir tu avistamiento en el grupo ‘Tiburones y Rayas del Mediterráneo Occidental’
(Facebook.com/groups/TiburonesRayasMediterráneoOccidental) o enviarnos un mail a contacto@associaciolamna.org

Fotografiando una mantelina (Gymnura altavela), la reina del camuflaje en la arena, en aguas de Pinedo. Importante acercarse por detrás y con cautela para que el animal siempre tenga una vía clara de escape si se siente incómodo por nuestra presencia.

Facebook
Facebook