Suelta de tiburones junto a la Fundación Oceanogràfic

Suelta de tiburones
Foto: Jorge Alegre, Sanamares

Retomando actividades y proyectos

El mes pasado tuvimos la oportunidad de devolver al mar seis ejemplares de pintarroja (Scyliorhinus canicula) recuperados, cuando aún eran huevos, de las redes de pesca. 

Poco a poco vamos retomando actividades y proyectos que teníamos en marcha, como la recuperación de huevos de tiburón junto a la Fundación Oceanogràfic. En esta ocasión, los huevos habían sido recuperados de barcas de arrastre del puerto de València, gracias a la colaboración de los pescadores, y se trasladaron a las instalaciones del Oceanogràfic para asegurar su desarrollo. Una vez nacen los pequeños tiburones, se intenta que sean devueltos a zonas adecuadas para su desarrollo en libertad. Aprovechamos también la jornada para devolver al mar a una tortuga boba (Caretta caretta) que también se había recuperado de una captura accidental en redes de pesca.

Para realizar la suelta de tiburones contamos con miembros de Sanamares, sin cuyo apoyo no habría sido posible este evento. También contamos con la colaboración del centro de buceo Costa Palancia, que cedió los equipos de buceo y la embarcación que nos llevó hasta el punto escogido.

Por último, tuvimos la suerte de contar con la visita del presidente de la Federación de Actividades Subacuáticas de la Comunidad Valenciana, FASCV, Eduardo Canet. Nos ilusiona pensar que poco a poco la comunidad buceadora puede unirse a este tipo de iniciativas, ampliando su impacto y dando a conocer la riqueza de nuestras aguas.

Charla previa a la suelta
Foto: Jorge Alegre, Sanamares
Presidentes de FASCV y Lamna
Foto: Jorge Alegre, Sanamares

Momento de la charla previa a los asistentes al centro de buceo Costa Palancia antes de la suelta de tiburones. En la segunda foto podemos ver al presidente de la Federación de Actividades Subacuáticas de la Comunidad Valenciana, Eduardo Canet, junto al presidente de Associació LAMNA, Jaime Penadés.

Gestos para concienciar

El proyecto de recuperación de huevos no es un proyecto de conservación. La pintarroja (Scyliorhinus canicula) es una especie catalogada como Preocupación Menor por la IUCN, ya que se considera que sus poblaciones son estables.

Cada día las barcas de arrastre capturan miles de ejemplares de esta especie, en muchos casos descartando la mayoría por su escaso valor comercial y arrojando los huevos por la borda. Muchos de estos huevos no se desarrollarán o sencillamente morirán desecados en la cubierta de la barca. Es por eso que devolver seis ejemplares al mar no va a modificar la situación de toda la especie. Todo seguirá igual. Lo que queremos que cambie para siempre es la mentalidad de las personas que son alcanzadas por el proyecto. Vosotros mismos leyendo este blog, las personas que van tranquilamente a realizar su buceo de fin de semana y con suerte los alumnos que consigan criar huevos de tiburón en su propia aula.

Cría de tiburón
Cría de pintarroja (Scyliorhinus canicula) a las pocas semanas de salir del huevo, en el acuario de transporte para llevarlo al lugar de la suelta. Foto: Jorge Alegre, Sanamares

Conocer para proteger

Proteger el patrimonio natural, tan importante y tan de todos como el patrimonio histórico, empieza por conocer el entorno natural que nos rodea. No podemos preocuparnos por aquello que no conocemos. Ojalá por cada huevo recuperado haya una persona más que sepa que existen más de 30 especies diferentes de tiburones de todos los tamaños en el mediterráneo, que más de la mitad se encuentran amenazadas y que por desgracia muchas ya nunca las veremos por nuestras aguas.

Estos pequeños tiburones que soltamos son el inicio de una bola de nieve que con cada persona que se suma va tomando fuerza y esperamos que un día ayude a los tiburones y las rayas del mediterráneo a recuperar sus poblaciones. Seguiremos trabajando para que así sea.

 

El mismo ejemplar de la foto anterior, camuflándose en la arena del lugar escogido para la suelta de tiburones. Foto: Jorge Alegre, Sanamares.

Facebook
Facebook